Menu

Felipe Bonilla en Residencia

By In Artistas, Noticias, Residencias On septiembre 07, 0201


Durante un periodo de dos semanas del mes de septiembre de 2014, el joven artista bogotano Felipe Bonilla realizó su residencia en la ciudad de Valledupar. El trabajo colaborativo con artistas locales, recorridos de campo en en reservas naturales aledañas y visitas a distintos centros formativos y culturales guiaron la agenda de trabajo del artista.

Felipe Bonilla nació en Bogotá en 1987, es maestro en Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Colombia. Partiendo de una sólida base investigativa, su propuesta plástica se mueve entre el dibujo y la instalación, y tiene unas profundas conexiones con el espacio (mterial e intangible) y su reconocimiento a través de la intuición. Ha realizado exposiciones a nivel nacional e internacional. En 2013 fue mencionado por el Centro de Memoria Histórica. Asimismo, en el pabellón ArteCámara de La Feria Internacional de Arte de Bogotá, El Jardín Botánico de Bogotá, y otros países como México y Uruguay.

Bonilla: “Este proyecto parte del interés de querer salir de la ciudad donde resido (Bogotá) a conocer las instituciones, las iniciativas y los actores en el campo del arte en otras partes del país , me interesa acercarme a los diferentes estadios en los que se mueve el arte en otras regiones del país movido por mi proyecto personal de dibujo que a grandes rasgos se basa en los contrastes geográficos y culturales dentro de Colombia, también decidí empezar a moverme impulsado por el poco interés y alimentación que recibía mi proceso en Bogotá al recién graduarme de la universidad, mas allá de unas pocas exposiciones y algunos referentes bibliográficos que podían llevarse en la maleta no consideraba que mi proyecto estuviera creciendo significativamente ni que estuviera en un entorno que le favoreciera”.

Como artista tengo la ilusión de que un trabajo y un proceso puedan ser valorados fuera del lugar de procedencia y que no se vea todo reducido a un asunto regionalista y de ensimismamiento, por eso fue muy grata la residencia que realice en Valledupar durante dos semanas del mes de septiembre de 2014, esta experiencia nos permitió a mi proyecto y a mí encontrar otros rumbos, ampliar un espectro de trabajo y arrancar oficialmente en un clima de desarrollo ideal. Durante mi residencia visite un cerro cercano a la ciudad de Valledupar llamado cerro besotes donde realice una serie de dibujos y una corta animación en base a este espacio natural, me interesan los cerros y las montañas como lugares de reflexión y todo lo que representan en lo tangible e intangible estos accidentes geográficos, básicamente estos aspectos son los que deseo destacar por medio de mi dibujo, también como parte de mi residencia estuve en contacto con algunos artistas locales con propuestas y apreciaciones del arte muy interesantes que a veces para los artistas del interior no están tan visibles y donde por medio de un dialogo pudimos aportarnos mutuamente, esta experiencia le daría a mi trabajo un punto de referencia muy importante que me sería de gran utilidad en lugares que visitaría después como Medellín o Bucaramanga y en como abordaría en estos nuevos espacios y contextos en la continuación de mi proyecto.

Jaider Orsini, director de la plataforma Caníbal, señala: “Considerando todo el trabajo de experimentación que ha realizado Bonilla en el contexto de la residencia en Valledupar y espacios aledaños, debemos destacar que es un artista con una sensibilidad muy particular que le ha permitido apropiarse y transformar sutilmente el paisaje de los lugares donde ha trabajado. Los registros gráficos, los objetos intervenidos y las animaciones logradas no son más que la muestra de la construcción de un dibujo muy vivo que juega con la idea del paisaje que viaja. Da la sensación que estuviéramos inmersos en un solo paisaje y que lo podemos ver y sentir en distintas formas porque siempre viaja con nosotros”.

Más información del proyecto en:
http://cargocollective.com/felipebonilla


Artículos Relacionados